VACANTIS APOSTOLICAE SEDIS

"Quod si ex Ecclesiae voluntate et praescripto eadem aliquando fuerit necessaria ad valorem quoque." "Ipsum Suprema Nostra auctoritate nullum et irritum declaramus."

EL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO EXISTE ENTRE FIELES E INFIELES

S.S.León XIII
ARCANUM DIVINAE SAPIENTIAE
Carácter sagrado de las nupcias 


S.S.Inocencio III  &  S.S.Honorio III

Empero, los naturalistas, y todos aquellos que más se glorian de inclinarse ante el pueblo, y que se empeñan en sembrar en él la mala doctrina, no pueden evitar la nota de falsedad. 

Teniendo el matrimonio a Dios por autor, y habiendo sido desde el principio sombra y figura de la encarnación del Verbo divino, por esto mismo tiene un carácter sagrado, no adventicio, sino ingenito; no recibido de los hombres, sino impreso por la misma naturaleza. 

Por esto, nuestros predecesores Inocencio III (Cap. 8 "De divort.") .y Honorio III (Cap. 11 "De transact.") no injusta ni temerariamente pudieron afirmar que el sacramento del matrimonio existe entre fieles e infieles. 

Esto mismo atestiguan los monumentos de la antigüedad, los usos y costumbres de los pueblos que más se aproximaron A las leyes de la humanidad y tuvieron más conocimiento del derecho y de la equidad: por la opinión de éstos consta que que cuando trataban del matrimonio, no sabían prescindir de la religión y santidad que le es propia. 

Por esta causa, las bodas se celebraban entre ellos con las ceremonias propias de su religión, mediando la autoridad de sus pontífices y el ministerio de sus sacerdotes. ¡Tanta fuerza ejercía en esos ánimos, privados, por otra parte, de la revelación sobrenatural, la memoria del origen del matrimonio y la conciencia universal del género humano! 

Siendo, pues, el matrimonio por su propia naturaleza, y por su esencia, una cosa sagrada, natural es que las leyes por las cuales debe regirse y temperarse sean puestas por la divina autoridad de la Iglesia, que sola tiene el magisterio de las cosas sagradas, y no por el imperio de los príncipes seculares.

Nota del administrador del blog:
A tener en cuenta el Privilegio Paulino.



***

No hay comentarios:

Publicar un comentario